Blog

Estrategias para contar cuentos a los niños

Antes de hablar de estrategias, debemos entender primero que nada, que es un cuento. El cuento es una narración breve, de uno o varios autores, la cual tiene como protagonistas personajes y hechos reales o ficticios con un argumento sencillo.

Cuando hablamos de un cuentacuentos, hablamos de un espacio de relatos en donde se ofrece una variedad de culturas, vivencias y expresiones, se refiere al arte oral de contar y comunicar a través de una historia ciertas enseñanzas.

Si de contar cuentos se trata, hay que tener presente que a los niños no se les debe obligar a escuchar cuentos, y de preferencia te recomendamos no hacerlo con prisas o en momentos de cansancio, o “berrinche”, pues el mensaje no llegará como es recomendable, pues la idea de contar un cuento debe ser agradable tanto para el niño como para quien lo cuenta.

¿Cómo hacer una sesión de cuentos?

  • Elige un lugar cómodo y propicio para el niño y para ti que lo contarás para el, puede ser un lugar amplio, tranquilo e iluminado.
  • Elige el libro, procura tomar en cuenta la opinión del niño, pues finalmente el será tu receptor, y de ésta forma puedes garantizar su atención, conocer sus inquietudes y gustos para poder decidir sobre la mejor opción para el.
  • Inicia tu historia con un “érase una vez, hace muchos años…” y similares, cierra con broche de oro con un final feliz, siempre, siempre!
  • Cuida tu entonación, entusiasmo y claridad, pues una lectura plana puede aburrir a tu receptor, los gestos, mímicas e inlcuso improvisados efectos de sonido harán que el niño te de su entusiasmo y atención.
  • Observa sus reacciones, pausa para explicar, para resolver dudas o para escuchar su opinión y pensamientos sobre la historia para saber que está entendiendo y disfrutando de la historia.
  • En caso de que el niño sepa leer, dale la opción para leerlo el mismo.
  • Si el niño te pide repetir párrafos o escenas hazlo con el mismo entusiasmo, pues seguramente en ese episodio el encontró algo verdaderamente interesante para el.
  • Cuando la historia termine, pregunta al niño sobre ella, sobre donde, cuando o quienes son los personajes, así como lo que más le llamó la atención.

 

Aprovecha actividades posteriores como pedirle que realice un dibujo sobre la historia, pues de ésta manera cultivas su creatividad y puedes saber si le ha gustado o qué le ha causado inquietudes.

Enseña de forma paralela a cuidar y aprovechar los materiales de trabajo, desde sus libros de cuentos hasta sus cuadernos y crayolas de dibujo.

Ideas para contar cuentos

Además de elegir la historia, piensa en que le quieres transmitir, en lo que quieres enseñarle con la historia y en los gustos de tu receptor.

Disfrazarse es una forma de soltar el rol de padres, maestros, y ayuda a ponernos a un nivel más cercano a nuestro niño, a ellos les encanta que los ayudemos a soñar. No necesita ser un vestuario elaborado, recuerda que ellos tienen mucha mas imaginación que tu. (jajajaa).

Decorar sin complicarse puede ayudar a crear un entorno propicio para sorprenderlo y captar desde un inicio su atención.

Métete en el personaje, los niños no juzgan, imaginan y verte actuar como los personajes de la historia sin duda despierta su imaginación y su creatividad, que no te de pena, la transmisión de emociones les enseña a ellos poder expresarse de mejor manera.

Ríe y disfruta, los niños aman la risa, y más ver a un adulto haciendole un poco “al payaso” para hacerlos reir, pues rompe la barrera que divide a un mayor del niño.

Haz participar al pequeño, ya sea actuando, leyendo, contando o aportando ideas para contar la historia.

Cuando usas música, cantas y bailas estimulas sus sentidos, además es muy fácil que los niños aprendan cantando.

Piensa en educar en valores, un cuento además de diversión debe tener una moraleja o un trasfondo para analizar, los niños absorben, aprenden y captan, somos los adultos quienes a veces pensamos que ellos no entienden o saben diferenciar y ese es nuestro principal error. Pregunta a menudo que aprendió o que le ha dejado la historia para poder aplicar en su día a día.

Lo mas importante es disfrutar el momento, pues es un espacio no solo de cultura sino de convivencia sana en familia. Ríe y transportate a tu infancia con la madurez de hoy.

Referencias:

Guía infantil

Literatura sm

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email