Blog

No Bullying

Sabemos que, el Bullying existe desde tiempo atrás, sin embargo con el paso de los años se ha ido agudizando la situación sobre todo en el ámbito escolar. Hablar de Bullying es la intimidación o acoso, se diferencía de una broma cuando hay un desequilibrio con relación al poder y la fuerza, siendo de carácter repetitivo manifestándose de manera física, verbal ó social.

Sabemos también que cada niño es un mundo diferente, con familias distintas, en ocasiones la llamada “carrilla” puede ser hasta cierto punto aceptable si no rebasa los límites de cada individuo, mas no es correcto si hablamos de educación y enseñanza desde casa. La intimidación como tal, ha existido en cualquier parte de la convivencia incluso a nivel laboral. Pero, con la aparición de las redes sociales el problema pasó a otro nivel, convirtiendo estos medios digitales en una puerta instantánea al acoso ampliando el alcance del mismo.

El bullying ya no queda solo en un acoso presencial sino también cibernético a través de los dispositivos móviles en los que de manera rápida pueden grabarse videos, emitir publicaciones y comentarios que afecten la integridad de un niño de manera anónima incluso.

La presión social y cibernética ha superado los niveles máximos permitidos incluso en México como en otros países del mundo ha sido tanta la presión que se registran casos de suicidios de niños y adolescentes por esta razón.

Como padres y maestros, es necesario tomar en cuenta algunos aspectos para evitar y detectar a tiempo el acoso entre niños y jóvenes.

Maestros y autoridades académicas

Estar alertas: Todos los docentes deben estar al pendiente y conscientes de que el acoso se puede dar en lugares privados como los baños, y en la hora de descanso como en pasillos, autobuses y lugares con personas alrededor, ya que si se cuenta con un teléfono móvil, los cuales pueden tener poca o nula supervisión pueden en ese momento realizar el acoso. Hay que tener presente, y hacerle saber a los estudiantes que el informar a las autoridades escolares si son víctimas de acoso no es delatar sino evitar que pueda pasar a mayores o a situaciones irreversibles el problema. Cada maestro debería estar obligado a impedir y reportar la situación para su investigación y se tomen las medidas necesarias apoyándose de especialistas.

Participación estudiantes y padres: Es de suma importancia estar todos en el mismo canal, ya que para llegar a una solución deben apoyarse entre todos, brindar a tu hijo o alumno la confianza de contar lo sucedido puede abrir puertas para que un adulto les oriente sobre como intervenir o actuar en caso de acoso y como canalizar la energía en algo positivo.

 

Pensamientos y actitudes positivas: Dentro como fuera de casa, debemos ofrecer a los niños un entorno seguro recordándoles constantemente que el acoso es inaceptable, ya que tiene consecuencias en muchos casos irreversibles para el correcto desarrollo de los niños y su temperamento a futuro. Hay niños que, a raíz del acoso tienden al aislamiento, lo cual los convierte en víctimas posibles, en éste caso los maestros pueden darles actividades o ayudar a crear nuevas amistades, lo cual les permitirá sentirse más cómodos ayudando en gran medida a prevenir el acoso.

Los padres de niños víctimas de bullying

OBSERVAR: Las actitudes de los niños en casa, para un niño víctima de acoso es difícil aceptar y compartir lo que les está ocurriendo, sin embargo aquí algunas señales en las que padres deben estar alerta:

  • Ropa o pertenencias rotas
  • Temor o renuencia de ir a la escuela
  • Apetito nulo
  • Pesadillas, llanto o depresión
  • Ansiedad
  • Aislamiento

Para darle seguridad y confianza al menor de acercarse, es necesario evitar frases como “aguanta, no te quejes, ya pasará, no les des importancia, ignoralos” Pues lejos de ayudarlo estamos siendo partícipes y restándole importancia. La actitud en casa, y el apoyo son fundamentales para superar dichos incidentes, y poder tomar las medidas adecuadas, poniendo por delante la seguridad y tranquilidad del niño.

Enséñale a hacer frente a la situación: Al no poder tomar una medida al instante, el consejo de los padres les puede ayudar a hacerle frente a la intimidación pero sin violencia, pues entonces estamos completando un circulo vicioso, es mejor crear estrategias para manejar el acoso, como identificar a maestros y amigos que puedan ayudarle en el momento. Hacer frente no siempre es pelear, si bien es defenderse pero de forma inteligente sin completar el círculo violento.

LÍMITES CON EL USO DE LA TECNOLOGÍA: Este punto, me atrevo a recalcarlo, porque a diferencia de las personas nacidas en la década de los ochenta y anteriores, no vivimos o crecimos con las redes sociales, pero las nuevas generaciones si, y pueden ver normal la publicación en dichos medios, lo cual tiene muchos aspectos positivos, pero, ¿a que límites nos referimos?

  • Utilizar el internet, las redes y dispositivos de manera supervisada y equilibrada en tiempos
  • Establecer horarios y lapsos de tiempo para interactuar en internet
  • Supervisa mensajes de texto SMS ó Whatsapp
  • Vigila sus contactos, es importante saber con quien charla tu hijo
  • Enséñale a no responder mensajes amenazantes
  • Añade a tus redes las de tus hijos y activa filtros adecuados a su edad tanto en computadora como en teléfono móvil
  • Los teléfonos deben estar guardados al alcance de un adulto
  • Impedir el uso de los mismos en horario nocturno
  • Si ves algo inusual repórtalo y dale el debido seguimiento

A diferencia de años atrás, el acoso, bullying o ciberbullying ya es delito y está penado, por lo mismo si como padre has detectado e identificado quien está acosando a tu hijo, guarda todas las evidencias como mensajes de texto, correos, comentarios en redes y acude a las autoridades.

Para los padres de niños acosadores

Sin duda, aquí no solamente se trata del sufrimiento de la víctima y su familia, hay que ponernos a pensar en el sentir de los padres de niños acosadores, que pueden ir desde la pena, el coraje, impotencia, sentimiento de culpa al pensar que algo no están haciendo bien. Dicen que, la principal educación viene desde casa, por lo mismo, antes de juzgar a un acosador tenemos que pararnos en el centro de su entorno para poder entender la situación y cortar el problema de raíz. Los niños acosadores por lo general pueden ser niños violentados, inseguros, con ansiedad y por medio de la ira logran sacar lo que por dentro les consume. Para lograrlo, acudir a un especialista que pueda ayudarlos como familia es uno de los primeros pasos, no sin antes enfrentar y aceptar el problema de conducta que el niño acosador presenta.

Prevenir y detener el acoso antes: Hablar a tiempo sobre el acoso, canalizar la ansiedad en metas y actividades recreativas como el deporte o el arte, pueden ser el camino para interactuar y adaptarse al entorno social de ésta manera su mente se puede mantener ocupada en algo más que causar daño y desquitarse con terceros, no obstante, mencionar que el acoso puede traer consecuencias de índole legal.

Hogar sin acosadores: Los niños son como una esponja, logran absorber todo lo que ven, y si bien el primer ejemplo viene de casa, hay que observar en un espejo a detalle el entorno familiar. Desde casa puede haber acosadores, los hermanos, primos e incluso los padres cuando exponen a los hijos en un comportamiento extremadamente estricto, agresivo, de comparaciones y rivalidades innecesarias que pueden llevar al menor al acoso escolar con niños que, sientan más vulnerables. Por lo que los tutores tienen la responsabilidad de dar un ejemplo positivo sobre el trato con las personas sean o no de la familia.

 

Compañeros de clase en general

Los compañeros de clase son importantes para la labor de prevención, sin embargo sabemos también que el miedo a represalias es grande, el miedo de ser etiquetado como “chismoso o soplón” y después ser víctima también, pero con información adecuada, se puede lograr ¿Cómo?

 

  • Reportar casos de acoso personal cibernético hacia ellos u otras personas, para poder atacar el problema autoridades, padres y maestros deben estar en el mismo canal, es más común de lo que crees que los testigos o víctimas omitan la situación por miedo al castigo de los teléfonos, pero lejos de eso lo ideal es respaldar a sus hijos haciéndoles ver que el acoso es incorrecto y debe ser resuelto por un adulto.
  • Violencia genera violencia: Si, aunque sea dificil de aceptar, y pueda causar impotencia, la violencia no debe responderse con violencia, el enojo y el llanto propician al acosador y se integra al circulo vicioso del bullying.
  • No estar solo: La compañia siempre ayuuda, no estar solo la mayor parte deltiempo puede evitar que ocurran situaciones en donde no haya maestros o más compañeros presentes. Ir acompañado a la hora del receso, utilizar pasillos alternativos o estar junto a alguien de confianza reduce el riesgo de ser acosado.

 

La intimidación debe ser reportada para atacarse, combatirse y resolverse, los estudiantes víctimas de acoso tienden a sentirse abrumados, ansiosos, deprimidos. La ayuda de un especialista como un psicólogo o terapeuta con su preparación profesional puede ayudar a superar al acosado la situación y a descubir el origen del comportamiento de acosador. Ir a terapia para sanar los estragos del acoso puede brindar un futuro exitoso social como académicamente.

 

Referencia: apa.org

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email