Blog

Educar en valores nunca pasa de moda

Primero que nada, debemos definir que son los valores y por qué son de gran importancia. Los valores son elementos sociales que forman patrones de conducta de manera individual y social para preservar la identidad y pertenencia de una persona, basándose en principios básicos para la convivencia en armonía con la sociedad.

Los valores en si, describen lo que es útil, y deseable y aceptable para cada persona en su entorno social. Los valores tradicionales dependen no sólamente de la familia en donde se cría, su entorno de amigos y escuela, incluso el país de residencia tiene su cultura, sus tradiciones y creencias que forman su propia identidad, contexto sociológico que permite a su vez expresarse, simbolizar y valorar la participación dentro de un entorno social.

Valores Morales

En cuanto a la ética se refieren a una disciplina filosófica que define la rectitud del comportamiento del hombre en la sociedad, justificado con principios y normas que se encargan de regularlo, definiendo y separando lo que es aceptable de lo que no lo es, llevándolo a la práctica de manera cotidiana, haciendo en conjunto la moralidad de cada acto realizado por el individuo.

Hablando de otro valor importante como la Solidaridad es un principio que se inculca o adquiere principalmente en el ámbito familiar y reforzado en la escuela, es determinante para facilitar la adaptación de la persona con diferentes grupos sociales que forman el entorno donde vive. Consiste en la comprensión, la empatía del mismo hacia situaciones ajenas a el que involucran problemas o situaciones difíciles de manejar para el otro, brindando su apoyo o uniéndose a su causa.

La generosidad más que un valor es una virtud, que alimenta la nobleza del alma y el espíritu con sentimientos y sensibilidad social, se externa mediante actitudes de desprendimiento, caridad y dar de manera incondicional a sus semejantes, compartir lo que se tiene, no precisamente de forma monetaria sino con acciones y consideración al otro.

El ser cooperativo o acomedido, también es una actitud que forma parte de los valores morales, se trata de la integración de las personas trabajando juntos para lograr un bien común, organizandose de manera igualitaria para garantizar el éxito de un objetivo.

La honestidad me parece que es uno de los más importantes valores morales o sociales que puede haber, una persona honesta se abre las puertas del mundo, de las personas, de la sociedad y de cualquier grupo o entorno en donde se desarrolle, ser honesto es la llave de la confianza, cuando hay confianza la manera de retribuir es con honestidad en lo que se dice, coherente con lo que se hace, se refiere a la cualidad de la autenticidad, la justicia y la verdad. Mi papá decía que, la honestidad es el escudo que siempre me protegería, y tenía razón! Cuando eres honesto y educas en la verdad y la coherencia, la ética y el saber distinguir el bien del mal y los límites que los separan la vida se lleva más fácil. ¿Cómo educar a un niño en la verdad y la justicia? Desde casa con actividades tan sencillas como, decir la verdad por fea que ésta parezca “¿Quién se comió ese dulce?” y que el niño diga la verdad sabiendo las consecuencias buenas y malas que ésto pueda traer, le enseña a practicar otro valor que es la responsabilidad, a su vez, podrá identificar a futuro que ser honesto es no solo decir la verdad sino, por ejemplo, si a una persona delante de ti en la fila de las tortillas se le cae un billete ¿qué sería lo correcto? Avisarle y devolver el billete… ¿qué gano? Tal vez económicamente nada pero engrandecer el alma sabiendo que actuaste correctamente y haciendo fé de los valores aprendidos. Ser honesto tiene como recompensa el trazo limpio por la vida.

Respeto es otra de las claves para la sana convivencia social, familiar, laboral, escolar, es un valor junto con la honestidad de los más importantes para llevar en práctica, pero ¿que es el respeto? No es lo mismo que la indiferencia aclaro, no es que no me importe el resto de la gente, el respeto crece sobre la ética, en cualquiera de sus ramas, el respeto empieza con un trato cortés, amable, empático con las demás personas, el respeto es la base fundamental, principal y prioritaria en el trato y las relaciones con las personas, respetar la integridad, los gustos, creencias, filosofías, límites, se trata de no rebasar los límites permitidos por la otra persona, de no hablar de lo que se desconoce, de pensar siempre en la integridad del otro, y de mantener la distancia ante situaciones que son totalmente ajenas a nosotros como las desiciones de terceros.

La responsabilidad es un valor que tiene que ver directamente con la conciencia de cada persona, de saber que las acciones, buenas, aceptables o no, tienen una consecuencia según sea el caso, la responsabilidad es libertad, es hacer no lo que quieres sino lo que debes: trabajar, estudiar, hacer tarea, recoger el cuarto, etc, son actos orientados a administrar cada acción con su acción correspondiente pero siempre en el plano de lo moral.

Tolerancia , a diferencia de la diplomacia que es la educación y cordialidad en el trato incluso tenso con algunas personas, la tolerancia reside en aquella capacidad que tiene la persona para escuchar, y aceptar a las demás personas, con defectos, tradiciones, virtudes y culturas, aún cuando éstas tengan distintas formas de pensar, tal vez con las que uno no está de acuerdo, dando una posición en la vida, permitiendo convivir de manera armónica con otras personas diferentes sabiendo sacar lo mejor y el provecho que incluso puede enriquecer la vida de otro aprendiendo algo nuevo.

Por otra parte, la confianza, el honor, el compromiso son valores que abren canales funcionales en la vida y en los que son considerados derechos humanos y valores universales, que protegen la diginidad y libertad de las personas.

Crecer y educar en valores es, como plantar un árbol, es alimentar el espíritu de los niños, jóvenes e incluso adultos para ver crecer el resultado de caminar con dignidad y poner nuestro granito de arena para dejar a los que vienen un mundo mejor.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email