Blog

Desarrollo del talento

¿Qué es el talento?

El talento como término se define como la cualidad que cada persona puede desarrollar o tener innata para realizar alguna actividad o dedicarse a un ramo en específico, la diferencia es que cuando se tiene talento se logra realizar con facilidad, ya que entiende, se desenvuelve y puede sacar el máximo potencial en dicha labor. Las aptitudes o talentos se manejan en la mayoría de los casos de manera intelectual pero también se desarrolla en el arte y en el deporte. Pues las posibilidades de lograr con éxito el crecimiento en ésa área es alto porque una persona con talento por lo general logra dominarla.

El talento puede ser una facultad individual en donde la persona que lo posee se siente atraída por ciertas áreas o actividades, como por ejemplo, hablar en público, posar en una cámara, resolver problemas de matemáticas sin miedo, sin pánico y con toda la seguridad sin sentir pena, o temor.

Si bien el talento va de la mano con una habilidad innata, también es cierto que, cada persona tiene un nivel y un proceso de desarrollo de actividades diferente, en algunos casos el talento se desarrolla a través del tiempo, la práctica y constancia en alguna actividad que llene emocionalmente al alumno y lo haga disfrutar de dedicarle tiempo. Por ejemplo en el ámbito del deporte, el arte, no todos se sienten atraídos o les cuesta trabajo lograr los objetivos mientras que para otros “patear el balón” lo hacen casi desde que nacieron. Sin embargo el talento se puede reafirmar, y maximizar para poder alcanzar las metas que el alumno se plantea ya sea de manera escolar o extracurricular.

Los talentos para llegar a desarrollarlos requieren del apoyo de los padres, familiares y maestros, hay que tomar en cuenta que un alumno, un niño pequeño, toma como verdad lo que los adultos les enseñan de su mundo, por eso dicen que la educación viene de casa, y como ejemplo, si dentro de una familia, hay músicos es altamente probable que el menor desarrolle el gusto por la música ya sea tocando un instrumento, cantando, eso ya es decisión individual y es el toque personal de donde surge la inspiración para sobresalir.

Según estudios se dice que, el talento es una verdadera revelación de la inteligencia emocional, una persona talentosa disfruta, siente lo que hace, le llega del corazón al cerebro y no al revés porque es algo que levanta la autoestima, ayuda el crecimiento y la seguridad de cada persona y con ello al darse cuenta de su habilidad buscan la motivación para mejorar y conocer más.

Cuando desde niños, se recibe el apoyo, seguimiento y desarrollo de un talento -el que sea- preparas al niño para ser una persona competitiva para la vida laboral, que viendo a un niño de 4 años parece muy lejana, pero lo cierto es, que desde entonces comienzan a desarrollar habilidades, hábitos, disciplina que los llevará en un futuro para ir con mayor facilidad en los retos a los que se enfrenten.

La importancia del desarrollo del talento desde la niñez es que les brinda una ventaja a niveles competitivos, es una realidad que convivimos con un cambio en la economía y en la sociedad como tal, en los modos y normas de trabajo, así como han aumentado las personas que deciden emprender su negocio y hacerse independientes, pero eso se logra con una determinación trabajada tiempo atrás sobre el análisis de descubrir la pasión por cierta vertiende, aplicarla y hacerla crecer.

Una persona desarrollada en su talento es aquella que va sobresalir como profesionista gozando de una tranquilidad emocional anhelada en éstos tiempos.

El talento como habilidad desarrollada y fortalecida desde la infancia es una estrategia para no sobrevivir en el futuro sino vivir para, parte de una medida emocional en donde hay acciones y consecuencias, la atención y el seguimiento a las inquietudes de los niños es vital para lograr que ellos mismos descubran su talento, y el cómo les gustaría ir viviendo cada etapa de su vida poniendo por encima la felicidad y que realizar las actividades les de una satisfacción y motivación a nivel personal.

La felicidad va de la mano con el talento, porque es el disfrute, por ejemplo, en el caso de la danza, es un camino largo, complicado y de mucho esfuerzo, pero cuando hay talento y amor vale la pena el esfuerzo porque da felicidad y crecimiento emocional, es una oportunidad de conseguir las metas y lograr la autorrealización del niño día con día. La gestión de un talento es garantía de resultados a corto, mediano y largo plazo dejando salud emocional.

Las escuelas hoy en día ponen especial atención en los talentos, emociones, sentimientos y reacciones de los niños y desarrollan estrategias para fortalecer esa área que antes no era muy contemplada, para lograr cercanía, empatía y valores en los niños. La educación no es un talento, pero la disciplina, las metas, el éxito es un talento desarrollado a diario dando capacidad de innovación e independencia a quien logra encontrar su motivo.

 

Referencia:

conceptodefinicion.de/

abc.com.py

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email