Blog

¿Soy un Buen Padre?

¿Se han sentido perdidos como padres? ¿Tienes momentos en los que no sabes si haces lo correcto? 
Tranquilos, siéntate un poco, ¡¡respira profundo y regálate unos minutos para leer este post que podrías ser de ayuda!!
Es muy normal que experimentes ese tipo de sentimientos o emociones, incluso me atrevería a llamarlas “pequeñas crisis”, porque no es que nos suceda todos, TODOS, los días, sino más bien de forma esporádica o por temporadas, y déjenme decirles que está BIEN, ¡y es válido! No solo nuestros hijos se encuentran en un proceso de desarrollo y aprendizaje, si no que nosotros estamos envueltos en el también, aprender a ser padre de familia, guía y ejemplo no es una tarea fácil ni rápida así que lo que puedo pedirles , es paciencia, trabajo continuo y mucho AMOR y cuando digo la palabra amor no me refiero únicamente a ese que externamos a los demás; hijos, pareja, padres, amigos , si no al que nos damos a nosotros mismos cuando nos cuidamos, nos procuramos, nos queremos, somos auto compasivos y sobre todo cuando dejamos de ser esclavos de nuestras emociones y pensamientos.
Por ahí dicen que: ¡La palabra convence, pero el ejemplo arrastra!, estamos convencidos de que es así, no pretendamos que nuestros hijos sean buenos seres humanos, exitosos y felices, si no somos capaces de serlo nosotros mismos.
Cuantas veces hemos alzado la voz, golpeado o expresado palabras hirientes hacia nuestros hijos; provenientes de un exceso de ira aparentemente infundado pareciera que su simple presencia nos molesta, un estallido de emociones sin control, ¿pregúntate si el tiempo que estas con tu hijo es de calidad? Si sabes escuchar, si tienes la sensibilidad de entenderlo, si te tomas 20 o 5 minutos para jugar algo que les guste a ambos, ¿si preguntas como fue su día hoy? ¿Si estuviste en esa fecha importante para él? ¿Celebras a caso sus logros? ¿Has estado en sus fracasos, corregiste actitudes? ¿Sabe que es un límite?, no lo sé esas son preguntas que solo tú puedes responder, y tranquilo esas respuestas son solo tuyas y nos son con la intención de juzgar, evaluar o premiar al mejor o al peor padre, ¡pero recuerda si no comenzamos a cuestionarnos será más difícil empezar!
Lo mas importante siempre es ser consientes de que algo esta mal y tener la disposición a cambiar y se que todos se estarán preguntado ¿Cómo lo hago? ¿Cómo empiezo? ¡Pues la respuesta es muy sencilla empieza por amarte a ti! Aprende a identificar tus emociones y llámalas por su nombre.
Tenemos que entender que nuestros sueños no siempre son los de nuestros hijos, que nuestros errores no son una herencia, que las historias no se repiten, que siempre se puede cambiar y ser mejor que no tenemos por qué pasarle nuestras heridas emocionales como si fueran parte del ADN.
Todo ese miedo que sientes ahora y esas ganas inmensas que tienes de que nunca sufra no dependen de ti, eventualmente pasara sufrirá, se equivocara, fracasara, conocerá la tristeza, el desamor, rechazo, miedo etc; pero también conocerá el amor, valentía, alegría, felicidad, realización, compasión; ¡Lo que si depende de ti es darle esas herramientas emocionales para que pueda luchar ahí afuera y ser un excelente ser humano, exitoso y feliz!
¡Y ahora sí! Viene lo bueno trabajar en uno mismo, cada uno funcionamos de formas distintas y tenemos diversas necesidades los consejos que te podemos dar para mejorar primero la relación contigo mismo son:
  • Aprende a escucharte lo que dicen tus emociones y sobre todo tu cuerpo; el descanso es importante, el tiempo a solas también funciona perfecto no te sientas culpable TODOS lo necesitamos.
  • Retoma algo que ames hacer; sal a correr, entrena de nuevo, aprende algo nuevo, ve a  esa clase de cocina que siempre quiste.
  •  Cuida tu cuerpo y aliméntate bien, haz ejercicio exámenes periódicos revisa tu presión ve al dentista etc.
  • Medita, reza, cree y te fe mucha fe.
  • Rodéate de la gente que amas y te ama y comparte buenos momentos con ellos sobre todo con tus hijos y tu pareja; cenen juntos; vean una película, visiten algún lugar que no conocen, jueguen turista lo que sea que les permita tener un tiempo en familia eso te reconfortara y te ayudara en este proceso.
  • Aprende a decir NO, nos cuesta tanto esa palabra, pero si aprendemos a utilizarla nos ahorraremos un enorme desgaste emocional.
  • Y por último y para mí la más importante trabaja en ti con Terapia y si no te gusta o no está a tu alcance o crees que no es para ti solo tomate un tiempo, busca un espacio tranquilo y alejado sin interrupciones apaga tu teléfono, respira y comiénzate a cuestionar todo lo que te gusta y no, de tu vida y encontraras muchas respuestas.
Lo último que  queremos decirles  es que lo tomen con calma todo es un proceso lo importante es comenzar; ¡esperamos que esto pueda ayudarles y que les de otra perspectiva del panorama!
Rate this post
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tags:

No Comments

Leave a reply